Berenice necesita nuestra ayuda

27-08-13

    Mi nombre es Berenice y hasta hace unos días he sido un gato de la calle. Lo pasé muy mal solo, anduve kilómetros y kilómetros, crucé miles de carreteras para intentar encontrar a alguien que me quisiera. En uno de mis intentos por buscar a alguien, crucé otra carretera más, pero en esta ocasión me atropelló un coche, después de que las ruedas pasaran por encima me arrastraron por el asfalto. Estaba dolorido, me levanté como pude y seguí andando, mi piel estaba en carne viva y no podía apoyar la pata derecha ya que el dolor era insoportable. Los días fueron pasando, en ese pésimo estado era imposible cazar, mi hambre cada día era mayor y lo único que encontré para comer fue tierra… No me sentó bien y empecé a vomitar, en ese momento una chica sin dudarlo dos veces me cogió en brazos y me llevó a un veterinario. Allí me sedaron y me dormí. Cuando desperté mi pata estaba envuelta en algo y las heridas del atropello ya no dolían tanto. De repente, alguien pasó, me habló con ternura y comenzó a acariciarme, ¡por fin volvía a sentir unas manos sobre mi pelo! Me puso pienso, comencé a comerlo y casi me ahogo, tenía mucha hambre pero el dolor al tragar la comida dura era insoportable así que me trajeron paté blandito. Vino una mujer y me llevó a una casa.

   Ahora estoy en una habitación,resguardado, calentito, con comida húmeda, descansando todo el día en mi blandito y acogedor cojín y lo que más me gusta: con muchos mimos y caricias de mi casa de acogida. El veterinario dice que tengo una fractura cruzada en el metacarpo de la pata derecha delantera y otras fracturas pequeñas en el comienzo de las uñas. Estoy muy delgado y debo engordar comiendo un paté especial con muchos nutrientes. Todo mi digestivo está raspado por la tierra que comí. También necesito curas diarias y que me cambien el vendaje de la pata cada dos días, ya no tengo fiebre, lo que quiere decir que la infección de mis heridas está desapareciendo. Tengo que visitar más veces al veterinario para saber si mi piel se está regenerando; de no ser así me tendrán que amputar la patita.   

   He oído decir a mis salvadoras que necesitan dinero para cuidarme ya que mi hospitalización, mis medicinas y mi comida no son baratas. Por favor, ellas y Rivanimal me han ayudado a salir de la calle, ahora la asociación necesita vuestra ayuda para poder seguir cuidándome.

Cualquier donación, por pequeña que sea, es bienvenida. Por favor, ayudad a Berenice, ¡él os necesita!

Nuestra cuenta es: 2038-2959-03-6000134856 (Bankia). En el concepto poned: Berenice.

También podéis ayudarle comprando su paté que es “Recovery”

Muchas gracias7

Fotos de la última visita al veterinario (26/agosto/2013):