Lasie

Lasie Por desgracia apenas te he podido conocer.
Fuimos a buscarte al veterinario y te vimos bastante más confiada que tus aterrorizadas compañeras de infierno en esa finca de los horrores. Te trasladamos a tus casas de acogida para enseñarte una vida mejor, hacer lo posible por brindarte un futuro más seguro.
Pero empezaste a mostrar tu enfermedad. Te ibas apagando, no querías comer… Tu hígado fallaba, tenías neumonía, neumotórax, problemas de circulación… Tuviste todos los cuidados veterinarios y todos luchamos para conseguir recuperarte pero recibimos la peor noticia, había que operar de urgencia y no superaste la operación. Siempre te recordaré con tu cabeza apoyada en mi perro viajando tranquila en el coche.
Siento no haberte conocido más, me parece tan injusto que un alma pura como la tuya se apague. Siempre estarás en nuestro corazón como otros pequeños que se nos fueron.
Muchas gracias a todas las personas que en estos últimos días te hicieron sentir querida."